Update – Noviembre / Diciembre 2013

Hola a todos nuestros lectores… tenemos medio abandonado el blog pero seguimos aquí…

Hace unos meses una iglesia en Estados Unidos, decidió apoyarnos económicamente, y como agradecimiento y en modo de dar cuentas de alguna manera, redacaté la siguiente carta, que vale la pena compartir aquí también:

Familia Ovando Arcos

 

Lo primero que me gustaría decir de nosotros es que en escencia somos soñadores, idealistas. Soñamos que podemos hacer una diferencia importante en nuestra sociedad, en nuestro mundo, que somos de esos pocos que en verdad dejan una marca en su mundo y que alteran el rumbo de la historia – es un sueño por el momento, un deseo en nuestro corazón el cual creemos que puso Dios, el cual hemos oido en profesías sobre nosotros, en palabras que nos han dado, en realidades que sentimos en nuestros corazones pero que aun no vemos hechos realidad. Somos idealistas porque creemos que todo lo que está mal en este mundo puede cambiar – los gobiernos pueden cambiar para bien, nuestra sociedad puede cambiar para bien, nuestras familias pueden cambiar para bien, nuestra vida puede cambiar para bien.

 

Por el momento somos 4. Mi esposa Erikah, mi hijo mayor Samuehl, Nathan y yo, David. Sam tiene 3 años y Nathan 1.

 

Erikah está involucrada con un par de asociaciones que a la vez son ministerios que ayudan a víctimas de la trata de personas. Hace unos meses organizó exitosamente un evento en Dallas, en donde recolectaron ropa interior para donarle a las chicas. Tiene una invitación para apoyar dando clases de inglés a estas chicas. Si todo va bien, se reunirá todos los Miércoles con ellas.  (UPDATE – Ya está dando clases a las chicas oficialmente como parte de esta asociación).

 

Erikah nació en la Cd. de México, y a los 2 años de edad, migró con sus papás a Los Ángeles, donde vivió varios años. Ahí sus papás, ella y sus hermanos conocieron al Señor y han estado cerca de Él desde entonces, con sus usuales altas y bajas pero permanecen con Él y cerca de la iglesia, siriviéndole en lo que les es posible. Aun siendo adolescente, su familia y ella se mudaron a Dallas, Texas en donde residen actualmente.

Hace cási 5 años Erikah regresó a México, un país que ella sólo había visitado antes un par de veces, y comenzamos nuestra vida como matrimonio y luego como familia. No ha sido facil para ella, pero tampoco ha sido imposible.

 

Erikah apoya en nuestra iglesia base, Manantial, en donde ha forjado relación con varias jóvenes y mujeres del grupo. 

 

Erikah sueña con tener un comedor para gente pobre aquí en la ciudad, y posiblemente un albergue para mujeres y jovenes que han sido víctimas de trata.

 

Por el momento se ocupa de su familia, sus hijos y su casa. Es una muy buena esposa y mamá – no se da por vencida y quiere ser mejor.

 

Yo, David, igualmente nací en la Cd. de México en una familia cristiana. Desde antes de nacer, mis papás han estado involucrados con su iglesia sirviendo. A mis 5 años de edad, mi papá dejó su trabajo para entrar de tiempo completo a servir en la congregación. Al finalizar la escuela preparatoria, tuve oportunidad de ir a un congreso en la ciudad de Guadalajara, donde Dios tocó mi corazón de una manera muy especial, poniendo en mi el deseo de servirle. Desde entonces, y de nuevo, con sus altas y bajas, he tenido la oportunidad de preparame en un instituto bíblico y finalmente servirle a través de mi iglesia base, Manantial.

 

En cuanto a mis ocupaciones estoy haciendo mucho y poco a la vez. En cuanto a ministerio, estoy apoyando en Manantial desde el 2007, en donde tengo la oportunidad de dirigir la alabanza alternadamente, así como predicar y ministrar los Domingos de la misma manera. El día Martes dirijo un grupo en casa en donde nos reunimos 2 familias y otros más en donde hemos estudiado la palabra y hemos seguido estudios como el de Poseed la Tierra.

 

Manantial nos da una ofrenda semanalmente, de la cual estamos muy agradecidos. Lamentablemente, dado el tamaño de la iglesia, no solventa nuestros gastos. Así que en el año 2009 surgió “DiWeb123” – un negocio en el cual elaboro diseño y programación de páginas web. Actualmente el 60% de nuestro ingreso mensual viene a través de DiWeb, sin embargo, como todo negocio propio, no representa una entrada constante. Por lo anterior y dado que se abrió una posibilidad en un ministerio que se llama Compassion, tuve la oportunidad de entrar como traductor lo que parcialmente complementa nuestros ingresos, siendo una entrada constante, pero lamentablemente es muy demandante de tiempo, lo cual no es ideal. Honestamente he pensado en renunciar, pero he sentido no hacerlo por ahora. 

 

Finalmente, y también como parte del ministerio, he tenido la oportunidad de apoyar en Cristo para las Naciones México, un instituto bíblico, en donde semanalmente apoyo a uno de los profesores en su clase, quien me ha dado oportunidad de participar dando la clase en un par de ocaciones.

 

Como proyectos pendientes, tengo la grabación de unas cuantas canciones que he escrito, unas cuantas alabanzas, otras expresando mi vida con el Señor, y un par que he escrito para mi esposa y mi hijo Sam – o Samu como le gusta que le digamos.

Respecto a nuestros hijos, gracias a Dios han sido muy saludables e inteligentes. Samu está cerca de entrar en la escuela. Aun no sabemos si meterlo a una escuela normal o seguir un plan de estudios en casa. Nathan sigue creciendo, a punto de caminar, hace unas semanas empezó a gatear y le salieron sus primeros dientes.

Vivimos en un pequeño pero digno departamento en el centro-sur de la ciudad. Hace poco tuvimos la oportunidad de comprar una camioneta a casi un tercio de su valor, lo cual le agradecemos profundamente a Dios. Tenemos unas cuantas deudas que nos hemos propuesto pagar en su totalidad para Noviembre de este año si así Dios nos favorece. 

 

La ofrenda que nos han mandado mensualmente ha sido de gran ayuda y bendición, pero más que nada una respuesta de parte de Dios no tanto a nuestras oraciones sino a nuestro sembrar. Desde hace tiempo e independientemente del estado de nuestra economía, tomamos la desición de creerle a Dios y ser gente que siembra, gente que da, que da generosamente, que da sacrificadamente, que da confiando en el Señor, y su ofrenda ha sido para nosotros parte de la cosecha. 

 

Gracias por su apoyo, gracias por confiar en nosotros, en decidir bendecirnos. Yo se, y les doy testimonio y evidencia de que dar bajo la dirección de Dios trae bendición.

 

De nuevo gracias.

Fam. Ovando Arcos

 

Así que ahí está… el update. Cheers!

Anuncios

Publicado el noviembre 23, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s