Archivo del sitio

valor y propósito

Hace unas semanas hice unos folletos “evangelísticos”. Mandé imprimir un millar. Quedaron como esperaba.

Entonces hoy estaba arreglando cosas acá en el depa y todavía me quedan bastantes, y pensé que mejor repartirlos con “quien sean más efectivos” de modo que no se gasten.

Mis volantes valen. Hacerlos y tenerlos tiene un valor. Por otro lado mientras intente yo “conservarlos” -por causa de su valor- se pierde su propósito. Es exactamente su propósito el que los llevó a existir.

Mientras consideraba esto, vino a mi mente una memoria de un misionero reflexionando que la iglesia actual no envía a los jóvenes en misiones por miedo. Miedo a enfermedades, violencia, peligro en general. Y este misionero decía: “No confían en que Dios puede cuidar a sus hijos. Prefieren que Dios los cuide de cerca.”

Entonces, ¿qué de mi propósito estoy sacrificando por causa de conservar mi valor?

Oración: Padre, líbrame de una vida en donde tengo miedo de perder. Por favor líbrame de una vida en donde mi propósito se pierda o disminuya anclada en miedos o ideas de mal. Que mi vida sea una que arriesga y gana, una que conquista, una que avanza, una que acelera, una que confía en tu cuidado – de modo que sea más real para mi tu dirección y cuidado que cualquier pensamiento de peligro o de cobardía disfrazada de “sabiduría” o “precaución”. Te lo pido en el nombre de Jesús, conociendo que escuchas mi voz… o en este caso conoces estas palabras que escribo, y que tus caminos no son los míos, pero lo serán por que encomiendo a tí mis caminos, confiando en que -como dice tu Palabra- enderezarás mis veredas. Gracias por que siempre me escuchas.

–Habrá que irlos a repartir… ¿no?

Anuncios